lunes, 28 de mayo de 2012

EL ENIGMATICO DIOS MURCIELAGO




Camazotz o Camazot; el Dios Murciélago de aztecas y mayas. es el  maestro de los misterios de la vida y la muerte. Representado habitualmente  como un murciélago,  el Dios  tiene poder para curar cualquier enfermedad, pero también poder para cortar el cordón plateado de la vida que une el cuerpo al alma.



Pectoral. Preclásico Tardío.
Monte Albán, Oaxaca. MNA.
Foto: Rafael Doniz



En el Popol Vuh el murciélago es un ángel que bajó del cielo para decapitar a los primeros hombres mayas hechos de madera, el murciélago celeste que aconsejó a Ixbalanqué y a Hunab Kú lo que debían hacer para salir victoriosos de la prueba de la caverna del dios murciélago.



El culto de Camazotz empezó alrededor de 100 a. C. entre los indios zapotecas de Oaxaca, México; quienes veneraban un monstruo antropomórfico con cuerpo de hombre y cabeza de murciélago.



 El murciélago fue asociado con la noche, la muerte y el sacrificio. Este dios encontró su lugar rápidamente entre el panteón de los quiché, una tribu maya que vivió en las selvas de lo que es ahora Guatemala y Honduras.
Los quiché identificaron rápidamente el dios-murciélago con su dios Zotzilaha Chamalcan, dios del fuego.
Hay evidencia actual que apoya que el mito de Camazotz puede haberse extendido debido a los murciélagos vampiro gigantes, alcanzando México, Guatemala y áreas de Brasil.


En el Popol Vuh era el nombre común referido a los monstruos similares al murciélago encontrados por los héroes gemelos mayas Hunahpú y Xbalanque durante sus pruebas en el mundo subterráneo de Xibalbá.
 Obligados a pasar la noche en la Casa de Los Murciélagos, los muchachos pueden mantener a las criaturas a raya hasta que Hunahpu pierda su cabeza intentando mirar la llegada del alba. Xbalanque afligido llama a todos los animales, mientras instruyendo cada uno para devolver su comida favorita. Cuando el coati vuelve con una calabaza, Xbalanque lo talla en una nueva cabeza para su hermano, y ellos continúan sus aventuras,  provocando la derrota eventual del Xibalba.


El tzinacan (murciélago) aparece dibujado en estelas, códices, y vasijas mayas con la librea del dios del aire. Se le ven el apéndice nasal y los dientes triangulares saliendo hacia abajo desde las comisuras de los labios.
En los códices aztecas se le dibujaba en braseros, vasos y silbatos, siempre como los vampiros de tierra caliente del Sur de México.






La boca se caracteriza por los caninos y los incisivos inferiores tapados por la lengua que, en las urnas zapotecas, siempre aparece hacia afuera; las orejas grandes y bien formadas. Saliendo de las orejas, en forma de hojas, el tragus en jade; dedos cortos con garras hacia arriba para poder utilizar las ventosas de las palmas de las manos (las que le sirven al murciélago cuando se cuelga de superficies lisas) y su apéndice nasal en forma de silla de montar u hoja.

En Mesoamérica abundan las representaciones de este animal, que recibe diferentes nombres según las distintas lenguas: tzinacan, náhuatl; zotz, maya; bigidiri beela, bigidiri zinia, “mariposa de carne”, zapoteco; ticuchi léhle, mixteco; thut, huasteco; nitsoasts, pame del norte; ntsúats, pame del sur; tsat’s, otomí , otomipame

Según cuenta un mito, tzinacan nace del semen y la sangre derramados por Quetzalcóatl en uno de sus autosacrificios. Es enviado entonces a que muerda el órgano genital de la diosa Xochiquétzal, y una vez que se lo arranca, lo entrega a los dioses, quienes lo lavan, y de esa agua nacen flores olorosas. Luego lo llevan al inframundo y ahí Mictlantecuhtli, señor de los muertos, lo vuelve a lavar y de esa agua nace el cempoalxóchitl, flor de los muertos.

Los templos nahuas en forma de herradura estaban dedicados al culto del dios murciélago. Sus altares eran de oro puro y orientados hacia el Este. Los Maestros nahuas lo invocaban para pedirle curación


Entre los zapotecos, el dios Murciélago estaba relacionado con la fertilidad y con el dios del maíz.
En Chiapas (México) existe el pueblo de Tzinacatlán habitado por los tzoctziles (gentes del murciélago) de la familia maya y en el valle de Toluca (Edo. de México) el pueblo de Tzinacantepec.
Se pueden ver representaciones de él en el museo de Copán, Honduras

 El murciélago era considerado como un ser del inframundo (camazot, “murciélago-muerte”) entre los mayas quichés, asociado a la decapitación. ( en una estela de Izapa, Chiapas, aparece en el tocado de un decapitador.)

 Por sus características, el animal llamó la atención de los antiguos mayas por ser el único mamífero cuya estructura altamente especializada le permite volar; así, lo escogieron para combinarlo con el signo de la inmolación, con lo cual se le relaciona con el sacrificio humano o al menos con una ofrenda que conlleva el concepto de derramar sangre.
. En el Códice Vaticano B está representado con cabezas en las “manos”. Los códices mayas lo muestran sosteniendo en una mano el cuchillo de los sacrificios, mientras que en la otra tiene a la víctima.





fuentes
http://es.wikipedia.org/wiki/Camazotz
http://www.taringa.net/posts/info/8066261/El-culto-al-dios-murcielago-en-mesoamerica.html
http://www.arqueomex.com/S2N3nMurcielago80.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada