viernes, 29 de junio de 2012

GLIFOS Y REPRESENTACIONES MAYAS EN EL CODICE DRESDE



La escritura maya se compone de un complejo conjunto de glifos diseñados sobre cerámica, muros, y códices; o tallados en madera o piedra, o moldeados en estuco.
Los símbolos individuales ("glifos") podían representar bien una palabra o una sílaba; el mismo glifo con frecuencia podía usarse de las dos formas.



Yum Kimil la deidad descarnada

Yum Kimil la deidad descarnada
Los cascabeles son las estrellas que forman el asterirmo de las Pléyades
uno de lugares del cielo de mayor importancia en el Códice Dresde,
 pues es en esa zona donde su produce el eclipse Venus sobre el Sol

.Se escribía usualmente en bloques organizados en columnas de dos bloques de ancho. Dentro de cada bloque, los glifos eran dispuestos de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.  A veces, en lugar de la configuración usual de los bloques, se escribían los glifos mayas en renglones o columnas sencillas, o en forma de 'L' o 'T'. Estas variaciones aparecían más frecuentemente cuando se adaptaban mejor al área disponible para escribir.




Glifo de las Pléyades

Glifo de las Pléyades
Uno de los glifos más importantes del Códice Dresde.
El dibujo señala las estrellas que forman el asterismo de las Pléyades,
 el cascabel es Aldebarán
y las las bolitas de debajo del glifo central
 representan el cúmulo estelar.


Hasta hace poco se creía que los mayas habían adoptado su escritura de la olmeca o de la epi-olmeca. Sin embargo, recientes descubrimientos han llevado el origen de la escritura maya varios siglos atrás, y parece posible que los mayas hayan sido los que inventaron la escritura en Mesoamérica.





La Luna, la reina de la noche. Ixchel para los mayas
La Luna, la reina de la noche. Ixchel para los mayas

La Luna sentada con la raqueta de los tiempos en sus manos
 y el atillo cargado a su espalda,
señalando así que es una "cargadora de tiempos"
 ella es la principal tejedora del tiempo-



El conocimiento del sistema de escritura maya se perdió probablemente a finales del siglo XVI. El Auto de fé de Maní, en el cual el sacerdote Diego de Landa quemó en la hoguera toneladas de escritos y testimonios de la cultura maya fue uno de los causales . Así de los innumerables códices que existían en Mesoamérica a la llegada de los conquistadores, solo sobrevivieron cuatro. Pero en el siglo XIX surgió un interés renovado por los yacimientos arqueológicos mayas y el desciframiento de su escritura.

Los glifos y representaciones gráficas de este post pertenecen a Los Códices de Dresde;  una colección de almanaques manuscritos ilustrados que incluyen las efemérides astrológicas mejor organizadas que se conocen de la edad media, con un alto contenido de lo que conocemos como astrometeorología o astro climatología. Los comentarios de cada imagen  pertenecen a Tito Macía



Glifo de la Luna

Glifo de la Luna
Este glifo de cabeza aparece en todas las estampas jeroglificas
donde está representada la Luna
 


Izamná es la representación humanizada del dios galáctico, de la galaxia y todo el cielo estrellado
Izamná es la representación humanizada del dios galáctico,
de la galaxia y todo el cielo estrellado
La Viá Lactea o Izamna es el más importante
de los tejedores del tiempo Maya
.
Júpiter, la deidad del maiz, es uno de los tejedores del tiempo.
Júpiter, la deidad del maiz,
es uno de los tejedores del tiempo
El tiempo es sagrado,
es una dimensiòn tejida por los dioses

La Luna y el balam, los tejedores del tiempo
La Luna y el balam, los tejedores del tiempo
A la izquierda se sienta la Luna
y frente a ella el Balam,
el astrologo, que lleva el simbolo del aspa en la frente,
el aspa que simboliza lo celeste.

Glifo de Itzamná, la Galaxia o la Via Láctea
Glifo de Itzamná, la Galaxia o la Via Láctea
El antefijo esta formado por el glifo de Akbal, la noche,
significando que sólo se puede observar durante la noche

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada